3 nov. 2011

Mi viaje a Hong Kong.

A finales de Octubre tuve la suerte de irme una semanita de vacaciones a Hong Kong. Mi pareja va todos los años por trabajo, y esta vez pedí apuntarme y... se me concedió el deseo unos días después de mi cumple.
Una semanita puede parecer poco tiempo, sobre todo porque el viaje dura aproximadamente 19 horas ida, y otras tantas de vuelta. Pero a viaje regalado no le mires el dentado que dice el refrán. Así que el martes 18 de Octubre alquilamos un coche para coger un avión desde Valencia a París, y luego el definitivo París - Hong Kong.



Como consejo previo al viaje, conviene sopesar, según vuestra ciudad de salida, si preferís hacer 2 escalas (con las consiguientes horas de espera), o una única escala pero trasladándonos a un aeropuerto cercano (Valencia está a una hora y media de Alicante, que es donde vivimos).
Un consejo que me dieron con insistencia antes del viaje fue que me llevara la maleta medio vacía, por la alta probabilidad de hacer compras a buen precio en HK. Así que CONFIESO que para que la poca ropa que llevé no bailase por la maleta, metí un viejo albornoz y papeles de periódico que después tiré en el hotel.




Para el viaje compré un par de libros, "Los caracoles no saben que son caracoles" de Nuria Roca, que entretiene bastante. Y para practicar inglés me llevé "The Wonderful Wizard of Oz", "El mago de Oz" en inglés, que todavía no he terminado pero que me ENCANTA! Esta editorial de libros en inglés la podeis encontrar en la Fnac a 3,50 euros.


 Además en París me compré unos sudokus, así que entre todo eso y una siestecilla, el viaje de ida se me pasó rápido.

Llegamos a HK a la hora de cenar, mi chico tenía reunión de negocios, así que esa primera noche me sentí un poco "Lost in traslation" a la honkonesa (habeis visto esa peli? me encanta)



Y mi primera cena fue en un local que encontré deambulando por las calles, un restaurante lleno de chinos y todo escrito en chino. Pero como lo vi bastante limpio y la carta traía alguna foto, simplemente señalé unos noodles que tenían buena pinta y... a cenar. Allí comen con té caliente, te sientas y ya te han puesto el té. Y como el refrán dice "when in Rome do as the romans do", yo acabé cogiendo el gusto a lo de comer con té.




El hotel es una pasada, se llama The Mira. Bien situado, remodelado, y todo el mundo muy amable.Y así pasó el viaje y mi primera noche en HK.
Otro día os subiré fotos del resto del viaje y de alguna comprilla.
Saludos!

3 comentarios:

  1. Cuñá!!!
    La próxima vez es completamente indispensable que yo también vaya... jajaja
    Soy la primera seguidora!!
    Hay premio???
    Beso.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja!! Oe oe oe oeeeeeee! Una seguidora!! Y el premio es... un GRACIAS muy grande!! Y una cervecita cuando nos veamos!

    ResponderEliminar
  3. Y YOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO???????????????????????????

    ResponderEliminar

Qué me cuentas?